Clases en confinamiento

Ahora lo podemos escribir, lo podemos comentar… han pasado varios meses de acostumbrarnos a vivir en confinamiento, de realizar nuestras actividades diarias desde casa, especialmente el continuar con el proceso de formación académica de nuestros alumnos, de sus hijos. 

 

A mediados de marzo del 2020 nos sorprendió la pandemia, nos llevó a  un mundo desconocido y poco a poco fuimos organizando el camino, desarrollamos los procesos necesarios para continuar con las clases, sobre la marcha todos nos familiarizamos y la herramienta Zoom fue la nueva imprescindible en nuestro día a día. 

 

En esta nueva realidad los dormitorios, la sala, el estudio de casa se transformaron en aulas, los patios en canchas deportivas, la cocina en la cafetería, Papá y Mamá en compañeros de clase, en tutores o guías que respaldan los conocimientos que imparten los maestros; así fue tomando forma esta nueva manera de aprender.

 

Superada la etapa de adaptación a las herramientas, fueron surgiendo las alegrías, los retos y las necesidades de esta nueva manera de vivir. Hay días que el servicio de internet falla, se acaba la batería del dispositivo a mitad de la clase o el hermanito tiene clases a la misma hora y la necesidad de atención y recursos se duplica. Es un gran reto pero nos hemos ido preparando para encararlo. 

 

Resultado de ello es una gran cantidad de fotos y videos que pasarán a la historia de manera diferente, son el testimonio de un momento único que nos tocó vivir a esta generación y a todo el mundo. Sin duda estos recuerdos no pasarán desapercibidos. Y hoy que iniciamos un nuevo año en las mismas condiciones, seguimos sumando anécdotas, experiencias y testimonios de este año 2020 que se presenta como inolvidable!

Dejar un comentario